Nuevos hábitos de consumo en ecommerce tras el COVID-19

Los retos y desafíos a los que se enfrentan los profesionales del marketing y las ventas

La crisis sanitaria del COVID-19 ha provocado un desvío en los hábitos de consumo previstos para los próximos años. Debido al confinamiento, el sector retail ha tenido la necesidad de acelerar su proceso de digitalización para poder responder a la demanda de los ciudadanos. No había un plan preestablecido, ni experiencia previa en una situación similar. Para diseñar nuevas estrategias y tomar decisiones, ha sido esencial evaluar en tiempo real el impacto de las ventas en el ecommerce, analizando las tendencias, para poder cubrir las necesidades de la población. 

Nuevas tendencias de los consumidores

Estudios recientes demuestran que desde el mes de marzo, el 47% de usuarios de todo el mundo ha incrementado el tiempo dedicado a realizar compras online, destacando que la edad de la gran mayoría oscila entre los 25 y 44 años. Además, de forma general, son los hombres quienes dedican más tiempo a realizar dichas compras en las plataformas ecommerce. Con el impulso de esta nueva situación, el ecommerce ha sido el canal de venta que más ha crecido y, sin lugar a dudas, seguirá creciendo considerablemente. Tras años prosperando exponencialmente,  se espera que se extienda a ámbitos donde hasta ahora era casi inexistente.

Dadas las estrictas normas de distanciamiento social, se están desarrollando dos claras tendencias sociales: 

  1. Se aceleran las ventas de los productos del hogar: muebles y decoración, jardín, bricolaje, ocio y equipos de deporte.
  2. Además de la alimentación básica, destaca el incremento de las ventas de productos gourmet, debido a la imposibilidad de acudir a locales de restauración.

Preferencias del nuevo usuario online

Los consumidores no volverán a ser los mismos después de esta gran crisis sanitaria mundial: desde hace unos meses, las reglas impuestas y las nuevas formas de relacionarnos han generado un nuevo perfil de usuario omnicanal, autogestionado, prudente con sus respectivos hábitos y necesidades renovadas. 

Este nuevo usuario online es más precavido, en cuanto a grandes superficies y multitudes se refiere. Además de ser mucho más prudente y consciente de sus limitaciones presupuestarias, de la incertidumbre de los ingresos y la evolución de la economía en los próximos meses.

Ante esta inminente y lógica recesión en las compras, los vendedores y expertos del marketing valorarán recurrir a alternativas para estimular y potenciar las ventas entre los consumidores que, dada la situación, necesitan un incentivo extra para comprar, ya que los consumidores son cada vez más conscientes de que su gasto en ciertos productos que no son estrictamente esenciales. 

La financiación como incentivo de compra

Desde hace tiempo, el comercio electrónico a nivel mundial empezó a adoptar opciones de pago más flexibles como el “compra ahora, paga a plazos” o “paga en cómodas cuotas sin intereses” pero, sin duda, la pandemia marca una aceleración de esta tendencia en todos los sectores.

Instant Credit es la primera solución multi-financiera, multi-canal y multi-país que permite a los compradores financiar sus compras de forma instantánea y 100% online. Compañía del grupo Banco Sabadell y ofrece su solución de pago a plazos a los más de 19.000 comercios online clientes. 

Actualmente, este método de pago está muy extendido, tanto en ecommerce como en punto de venta físico. Dar flexibilidad en el pago de las compras permite que el comercio se diferencie de sus competidores y que el comprador pueda comprar aquello que más desea en el momento que le convenga y pagarlo cómodamente en cuotas mensuales según su presupuesto. 

Analizando los resultados de Instant Credit de esta primavera respecto la del año pasado, el aumento en las compras telemáticas ha provocado que dupliquemos el volumen financiado, aumentando en un 197% el importe facturado respecto a 2019 en los meses de mayo y junio. Además, son muchos los comercios que deciden ofrecer nuestra solución dada su gran utilidad en la situación actual. Este último mes, la cantidad de comercios que tienen integrado nuestro método de pago es un 183% superior al pasado mes de junio, incluyendo venta física y digital. Desde el inicio del Covid-19 en marzo, Instant Credit ha integrado su solución de pago en un 34% más de comercios. La opción del pago a plazos es una buena herramienta para todo tipo de sectores, desde el e-learning, hasta el sector retail pasando por comercios dedicados a la moda, la electrónica o el deporte.

La financiación es una excelente técnica de fidelización dada la gran satisfacción que genera en los usuarios disponer de estas ventajas y facilidades.

Nueva normalidad comercial

La nueva normalidad conlleva nuevas normas y restricciones. Con los nuevos protocolos de seguridad adoptados por el Gobierno, las tiendas físicas ya han podido iniciar su reapertura gradualmente pero aún así la mayoría siguen apostando por desarrollar y ofrecer un amplio servicio también mediante los canales online. 

Además, son muchas las tiendas físicas que hasta ahora no tenían presencia online que, dada la situación, se han puesto al día y han digitalizado sus negocios mediante la creación de un ecommerce. 

La incertidumbre de los tiempos que corren lleva a innovar para adaptarse a las necesidades de los clientes y del propio mercado. La transformación digital ya es un hecho y el desarrollo y uso del ecommerce y medios digitales es esencial, a día de hoy, para el crecimiento de cualquier negocio.

Publicaciones relacionadas

PSD2: Descubre la nueva directiva sobre Servicios de Pago

La revolución que se avecina: PSD2, la nueva Directiva sobre Servicios de Pago

tendencias de verano 2020

Tendencias de verano 2020

La digitalización de los procesos bancarios, un aliado del medioambiente