Black Friday 2020

La evolución del Black Friday en España

El Black Friday, una fiesta tradicionalmente estadounidense, que se introdujo en el mercado español en 2012, llamando la atención de más de 77.000 compradores que se adelantaron a las compras de Navidad aprovechando grandes descuentos. En 2013, Amazon se sumó al evento y publicitó este destacado viernes. Esto provocó un aumento en su influencia que culminó con la aparición del Cyber Monday, el lunes siguiente al Black Friday caracterizado por grandes descuentos en el sector de la electrónica. Desde ese momento, la popularidad de este día dedicado al consumo pre-navideño no hizo más que subir. El año siguiente, las ventas aumentaron un 36,8% y, en 2015, el tráfico en comercios online el viernes negro aumentó hasta un 62% respecto al año anterior. En 2017, el Black Friday ya era una fecha señalada, provocando que el 63% de los españoles adelantaran sus compras navideñas y las ventas online aumentaran un 140%.

Este año, con la crisis provocada por el COVID-19, las tendencias de compra han dado un giro de 180 grados. El miedo al contagio ha sido un elemento fundamental en el crecimiento del ecommerce; más del 36% de los españoles ha pasado de realizar sus compras habituales en tiendas físicas a hacerlas en comercios online y los expertos aseguran que es una tendencia que seguirá creciendo. Pues las compras en ecommerce ahora tienen un valor añadido: no solo son más cómodas porque permiten evitar las colas y aglomeraciones típicas de las tiendas físicas en épocas navideñas, sino que además permiten respetar todas las medidas de seguridad y distanciamiento social aplicadas por el Ministerio de Sanidad.

Dado que el canal online es crucial hoy en día y se presenta como la principal plataforma dedicada al consumo en un futuro, la verdadera pregunta es: ¿Es realmente rentable el Black Friday? ¿O simplemente se ha convertido en una fecha estrella en los calendarios de consumidores y comercios?’

Los puntos fuertes del Black Friday: 

Una inmensa mayoría de comercios ha incorporado el Black Friday en su calendario de fechas clave por los beneficios que este reporta:

  • Aumento del tráfico en la web y de visitantes en tienda física: con grandes descuentos se capta la atención de curiosos y clientes habituales. 
  • Posibilidad de captar nuevos clientes anunciando tus ofertas: cada vez más, los españoles adelantan las compras navideñas al mes de Noviembre. Aprovecha la disposición de los usuarios a comprar para atraerlos a tu negocio. 
  • Es un buen momento para fidelizar compradores: beneficia a tus clientes habituales con cupones o descuentos extra. 
  • Rotación de stock: aprovecha la ocasión para liquidar el stock sobrante de temporadas pasadas. Reduce el precio de estos productos para conseguir un win-win: clientes satisfechos con su compra y vaciar los productos sobrantes del almacén. 

¿Es el Black Friday realmente una fecha beneficiosa para todos los comercios?

El hecho de que esta festividad esté cada vez más extendida, pone presión sobre los pequeños comercios que en un inicio no se unían a los descuentos masivos, invitándolos a participar. ¿Pero resulta siempre en una acción positiva?

Siempre que se tengan en cuenta los siguientes aspectos, se minimizará el posible impacto negativo del Black Friday:

  • No dejes que los descuentos eliminen tu margen de beneficio: la competencia online es cada vez más feroz, pero no puedes perder de vista tus márgenes. 
  • Prepara una buena estrategia de comunicación: diseña con tiempo una campaña, si dispones de recursos, invierte en contenido promocionado para impulsarla. Comunica en tus redes sociales, a tu base de datos de clientes vía emailing y en toda tu web los descuentos de forma transparente y fácilmente entendible. Un buen descuento sin una buena promoción no reportará los resultados esperados. Debes atraer los leads a tu ecommerce. 
  • El peligro de mantener descuentos durante mucho tiempo: el Black Friday ha pasado a convertirse en la Black Week e incluso, en grandes cadenas, la Cyber Week, llegando a mantener precios muy bajos durante 2 semanas. Para algunos comercios puede ser rentable ofrecer grandes descuentos un día puntual, ya que se cubren con un gran volumen de ventas, pero puede no salir a cuenta si se ven obligados a rebajar los precios durante 14 días consecutivos con el fin de no ser desbancados por la competencia.

Cada comercio debe evaluar si unirse a la fecha de los descuentos va a reportar un aumento del beneficio. Algunas firmas, como la española Ecoalf, deciden no participar en las  grandes ofertas ya que se trata de un concepto que no está alineado con sus ideales y, se desmarcan de la competencia precisamente promocionando su no-participación. 

Complementa tus descuentos con el pago fraccionado:

A pesar de lo comentado anteriormente, la realidad es que la tendencia es que cada vez más comercios celebran el evento y que los descuentos cada vez son mayores. A esto se le suma la caída generalizada de ventas en punto de venta de sectores como moda, turismo o formación presencial, tras el paso del COVID-19. Es por ello, que resulta más complicado diferenciarse de la competencia en una fecha tan señalada.

Un recurso muy útil para los comercios en esta situación es ofrecer un valor añadido al comprador dándole facilidades en el pago a través de la financiación. 

Con Instant Credit, los compradores pagan sus compras en cómodas cuotas mensuales en un proceso digital que se completa en cuestión de segundos y sin necesidad de presentar documentación. Todo ello con la seguridad y garantía del grupo Banco Sabadell. La solución funciona tanto en tienda física como en ecommerce y, para el comercio, la herramienta reporta un aumento en el volumen y ticket medio de venta, atrae a nuevos compradores y fideliza a los asiduos.

Categoría:

Publicaciones relacionadas

Instant Credit en Innovation Finance Forum

Instant Credit en Innovation Finance Week

La digitalización de los procesos bancarios, un aliado del medioambiente

Nuevos hábitos de consumo en ecommerce tras el COVID-19